viernes, 9 de enero de 2015

Munich en Navidad. Una ciudad preciosa, aún más gracias a sus mercadillos

Ahora que llegan unos días de paz y tenemos algo más de tiempo para pensar, me acuerdo mucho de mi última visita a Munich. He estado como seis veces ya, pero es la primera vez que voy un poco antes de las Navidades.

Me lo habían recomendado mucho. Contándome lo bonito que está todo, lo bien que lo decoran, su iluminación… y no me defraudó en absoluto.

En España estamos inmersos en unos años de crisis que esperemos que acaben pronto y esto hace que se haya recortado mucho en este tipo de adornos y la austeridad, al menos en Madrid (y a pesar de lo que, aun así, sigue constando todo) han sido la nota predominante.

Pero llegar a Munich y verlo todo tan bonito me dio una envidia… Y es que está decorado con mucho gusto. Hasta los bares o restaurantes más normales tienen unos adornos muy chulos, cuidados y colocados con gran armonía. No cogen lo primero que pillan y lo ponen en sus paredes, no, son dignos de fotografiar.



Y otra cosa digna de ver son los mercadillos. De hecho, esta última vez el turismo fue de mercadillos navideños. Parece una tontería, así dicho, pero es que sus puestos, su artesanía y sus productos no tienen nada que ver con los nuestros. No sé si será por la novedad o qué, pero me parecieron preciosos.

Se trata de adornos diferentes y muy trabajados. Compres lo que compres, le da un toque especial a tu casa. Hay velas preciosas, lámparas, muñecos para el árbol muy cuidados… Es difícil elegir entre tantas cosas. Te muestro algunos:

 Aquí, en Weihnachtsmarkt, en Marienplatz (Plaza del Ayuntamiento):










 En el Mercado Medieval. Aquí, sobre todo puestos de comida. 





El Englischergarten, uno de los más bonitos para mi gusto.




En Tollwood, la gran explanada donde tiene lugar cada año la Oktoberfest (esto se merece otro post, es impresionante), tienen muchísimos puestos de comida. También hay varias zona bajo techo (que se agradece) con puestos de comida internacional, con artesanía y con exposiciones. 


 


¿Qué os parece este bolso? ¡¡Me encantó!! 


El vaquero más guapo del mundo mundial. Y como amigo, mejor aún ;-) 


Un salvamanteles genial. 




Sentadas en unas carretillas de las de toda la vida. No hay como darle la vuelta para encontrar una nueva utilidad. 


 como es muy común en Europa, los puestos de comida por la calle se suceden continuamente. Salchichas, pizzas, vino caliente (algo que no debes dejar de probar allí) e incluso comida internacional (en algunos de ellos) y dulces. Mucho donde elegir para comer mientras miras sus puestos. Y muy rico todo.


¡¡Lo que os quiero chicos!! Y si encima me lleváis a comer "pizza" más, jeje. 






Y si vas a Alemania en Navidad no puedes dejar de probar el Glühwein. Es vino caliente con muchas especias. Está rico, más de lo esperado, pero suele ser mucha cantidad y, a mí me terminó cansando un poco. Además, el truco está en tomarlo caliente, si se enfría está peor. (Mil gracias por las fotos a Mariajo, Christian y Lidia, que a mí se me olvidó hacer...)







Una gran anfitriona.  

Aunque a mí, el que más me gustó fue el de los niños. Una especie de ponche de manzana caliente que estaba riquísimo. Se llama Kinderpunsch y merece la pena probarlo. 

Una de mis niñas preferidas. Su gemela es la otra ;-)

Por cada vino o ponche infantil te cobran bastante, pero si entregas la taza al acabártelo, de devuelven entre 1,5 y 3 euros, más o menos, según el puesto. Esta cantidad que pagas para que luego te devuelvan de llama “Pfand” y es una de las bases del sistema de reciclaje de vidrio y plástico en Alemania con todas las bebidas. En este caso también se hace para que no se “extravíen” las tazas o jarras en las que se sirven las bebidas.



Espero que os haya gustado este post. Más adelante os hablaré de Munich como ciudad, que merece mucho la pena todo el año, no sólo en Navidad. 

2 comentarios:

  1. Que bonito y completo post :D

    Ya sabes que para cuando necesites hacer mas reportajes de Munich tienes base de operaciones asegurada ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Topokun, seguro que te voy a ver pronto, sois unos anfitriones perfectos :-)

    ResponderEliminar