martes, 9 de septiembre de 2014

Bali playa y Nusa Penida, la última parada en Indonesia :-(

Ya se han acabado las vacaciones para la mayoría, aunque también hay algunos que las empiezan ahora. Para mí han sido muy cortas este año aunque las he disfrutado a tope, pero no he podido dejara de acordarme del viaje a Indonesia del año pasado. Fue maravilloso.

Así que como estoy un poco melancólica, hoy traigo el último post del viaje. Me resistía a publicarlo. No sé, parece que teniendo uno pendiente alargaba más el recuerdo, pero ya está bien de sentimentalismos y ¡¡a compartir!!

En el anterior os hablé de Ubud, en el interior de Bali, y hoy toca la playa. Nosotros aprovechamos uno de los días allí para coger una lancha rápida (a la ida fuimos solos pero a la vuelta estaba llena) que nos llevó a la isla de Nusa Penida para pasar el día. Lo más destacado es que la recorres en moto (la puedes llevar tú o ir de paquete) y te enseñan sus arenas coralinas, las zonas de algas la vida allí. 

También visitamos la cueva de Giri Putri donde se rezaba a dioses budistas e hinduistas. Para llegar a ella había que subir muchísimas escaleras y una vez arriba, meterte en un agujero muy estrecho para descender a la cueva. Es el resultado de la acción del agua en la roca. Dentro, un espacio enorme con bancos para sentarse a rezar, devotos con sus ropas de ceremonia, dioses a los que adorar… Se dice que Nusa Penida es un reflejo de lo que fue Bali hace 20 años y sigue siendo algo desconocida para el turismo.


La foto no es demasiado buena, pero ya veis cómo era esta cueva. Al menos os podéis hacer una idea.  

Por este agujerín había que entrar y salir. 

Y para terminar, volver a hacer snorkelling. Esta isla tiene unas playas preciosas, con muchísimo coral y peces de todas las clases. Cierto que después de haber estado en Angel Island, creo que nada en el mundo lo podrá superar, pero si no has ido allí, esta isla merece la pena. Además, pudimos comprar unos bollos y dar de comer a los peces. Comían de nuestra mano y hasta los podíamos tocar. Toda  una experiencia fantástica.

Al caer el sol volvimos a coger la lancha y en media horita estábamos de nuevo en Bali. Aquí pasamos los dos días que nos quedaban. Desde mi punto de vista no es necesario más.
Nosotros estuvimos en la playa de Seminyak, algo más turística y es súper grande y ancha. Lo malo es que hay mcuhísimas olas, por lo que es casi imposible nadar o bañarte tranquilamente. Son aguas para hacer surf u otro tipo de deportes acuáticos. Si no los haces, no se disfruta tanto.

Lo que sí está muy bien son los hoteles, que salen directamente a la playa. El nuestro era una pasada, mirando al mar desde la piscina. Y también los chiringuitos de la playa. Muy modernos, decorados, muy bien iluminados y con bastante ambiente por la noche.

En cuanto a turismo cultural, poco en la zona de playa para eso, Ubud. Tampoco tienen paseo marítimo como solemos conocer. Está mucho más enfocado al turismo puro y duro, con restaurantes italianos, australianos (son sus principales visitantes), zona de copas… Ya que estás en Indonesia, hay que ir, pero es la parte menos “auténtica” de todo el viaje.

Aunque todo depende de lo que busques y para gustos… los colores.

Lancha que nos llevaba a Nusa Penida.

Plantaciones de algas en Nusa Penida.  

Féretro para un enterramiento hindú en Nusa Penida. Esto luego se quema todo. 



Playa de Seminyak. Muy grande y ancha pero mirad el tamaño de la ola que se levanta al fondo. 

Éste es el paseo marítimo. 


Sin comentarios... 

Éste es un restaurante de tapas que está a pie de playa. Se llama La Plancha y el dueño es español.  



Y hasta aquí, todo lo que dio de sí nuestro viaje a Indonesia. Toda una experiencia fantástica que nos ha hecho vivir nuevas experiencias y conocer una cultura muy desconocida para nosotros. ¿Qué quitar del viaje? Esta pregunta nos la hacen muy a menudo. Y la respuesta es: Nada. Es un país tan rico en cultura, playas, naturaleza, arquitectura, pintura, fauna... que ojalá hubiéramos podido ver más. 

Ahora, a soñar con el próximo...

Otros posts relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario